Las Vereinigte Domstifter

¿Se puede mantener la Fundación con sus propios recursos?

Junto con la conservación y la transmisión de su rico legado cultural, la Fundación de los Cabildos Catedralicios Unificados asume numerosas tareas de apoyo a la cultura y la educación. Sin embargo, las actividades de la fundación son financiadas únicamente a través de sus propios fondos. El presupuesto de la Fundación no cuenta con subvenciones públicas ni con la ayuda del impuesto eclesiástico. Puesto que la mayoría de los bienes de valor monetario ya se perdieron en los préstamos de guerra obligatorios durante la Primera Guerra Mundial y en la inflación posterior, todos los años se debe conseguir financiación para el presupuesto de la Fundación. Además de contar con las pequeñas rentas procedentes de los bienes inmuebles y los alquileres, los ingresos del turismo (billetes de entrada, tiendas de las catedrales) constituyen en la actualidad más de dos tercios de los ingresos anuales de la fundación.

Todas las donaciones ayudan

El presupuesto de la Fundación que se obtiene de este modo únicamente cubre los principales costes corrientes de cada año. La amplia gama de proyectos desarrollados por la Fundación de los Cabildos Catedralicios Unificados, especialmente las iniciativas destinadas al mantenimiento arquitectónico de sus impresionantes catedrales medievales, requiere una cantidad mucho mayor que sus ingresos anuales. La Fundación sólo puede disponer de estos fondos adicionales gracias al apoyo de numerosos patrocinadores y donantes privados. Además de los grandes proyectos que necesitan el apoyo de socios importantes, los Cabildos Catedralicios Unificados deben buscar donaciones y patrocinios para garantizar la conservación de los valiosos objetos que custodia, tales como las obras de arte o los manuscritos antiguos que se encuentran bajo su responsabilidad.